Historia

En el año 2013, el Sr. Pablo Romero Morán empezó a trabajar como docente en una escuela de capacitación preuniversitaria, allí se percató de las falencias de la empresa de capacitación en cuanto a la administración y estrategias de enseñanza. Con esta experiencia, decide iniciar un proyecto que consistía en dar capacitación en áreas como la física y matemática, las clases eran personalizadas y presenciales, con uno o hasta dos alumnos. Pronto estos alumnos, al ver los resultados obtenidos por las capacitaciones personales, invitaron a más compañeros a recibir las clases, que aún se mantenían de manera personal. Entre los primeros logros, vale destacar que 25 de sus alumnos obtuvieron puntajes mayores a 990 puntos, considerándose como Talentos de Alto Rendimiento, reconocimiento que se hacía a alumnos con notas superiores al promedio. De esta manera sus clases particulares se extendieron desde el área de la matemática hacia la lingüística, las ciencias sociales, el dominio abstracto, obteniendo buenos resultados. Tras cosechar experiencia durante estos dos años, sumada a la que obtuvo de sus labores como docente en un instituto privado y, recorriendo varias localidades de varias provincias, decide fundar la empresa de capacitación “Cognitiva” en octubre de 2019, en la ciudad de Riobamba, aunque debió movilizarse constantemente entre las provincias de Chimborazo, Morona, Bolívar, Tungurahua, Cotopaxi y Pichincha para continuar dando clases personalizadas. Su público objetivo continuó siendo los alumnos de bachillerato que requerían mejorar sus conocimientos previos a la Evaluación de Acceso a la Educación Superior (EAES). Ante la gran acogida que tuvo su propuesta, integró en su equipo docente a profesores de otras áreas del conocimiento (Lenguaje, Química, Ciencias Sociales). Uno de los problemas que debió afrontar fue que su equipo docente no tenía la capacidad de movilización para brindar las clases en diferentes lugares por uno, dos o tres alumnos, problema que implicó en la necesidad de pensar varios cambios. En marzo de 2020, se viene el primer gran cambio en el negocio. Al darse la emergencia sanitaria por el Covid-19, las clases presenciales se debieron cancelar, por ello se vio en la necesidad de mudar todo el giro de negocio a la web, siendo este su primer acercamiento a la economía digital. Es así que se decide crear una página web que serviría como plataforma para acoger a todos sus estudiantes. Esto a su vez trajo consigo la necesidad de contratar un equipo creativo experto en TICs y estrategias digitales y consigo el uso de herramientas digitales como gestores de videoconferencias, espacio en la nube, servicios de mensajería, entre otros. Actualmente, la empresa tiene su base de operaciones en la ciudad de Loja, aunque entre sus clientes se encuentran alumnos de todos los rincones del país; la empresa está conformada por: un docente titular y cinco docentes auxiliares en las áreas de Física, Lenguaje, Matemática, Diseño asistido por computador, Ofimática, Ciencias Económicas, Contabilidad y Ciencias Sociales. Además, se ha integrado un docente principal en el área informática, mientras se avanzan diálogos para expandir la propuesta hacia las ciencias jurídicas, ecológicas y los idiomas extranjeros. El equipo directivo y planificador es formado por tres personas encargadas de: docencia, herramientas digitales y redes sociales, una encargada de cada sección. Se puede acceder a su landing page siguiendo este enlace: